ESTERILIZACIÓN - GranSiberia

Vaya al Contenido

Menu Principal:

ESTERILIZACIÓN

SALUD
La castración del gato: cuando hacerlo y las ventajas de esterilizar
La posibilidad de castrar a tu gato es una de las decisiones más importantes que tendrás que tomar como propietario.

VENTAJAS DE LA CASTRACIÓN

La castración tiene muchas ventajas. Lo primero y más importante es que evita el riesgo de embarazos no deseados y ayuda a reducir la población de gatos callejeros. Además, reduce la probabilidad de que tu gato sufra determinadas enfermedades y se comporte de forma poco sociable.

  • 1. Beneficios físicos
En hembras, la castraciónelimina el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con los ovarios o el útero, como por ejemplo cáncer, piometra, ovarios poliquísticos y metritis. También reduce el riesgo de enfermedades inducidas por hormonas, como por ejemplo cáncer de mama o falsos embarazos.
En machos, la castración elimina el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con los testículos, como por ejemplo cáncer, y reduce el riesgo de sufrir enfermedades inducidas por la testosterona, como la prostatitis, adenomas y hernias perianales, e hiperplasia prostática benigna.
Tanto en hembras como en machos, la castración también evita la propagación de enfermedades de transmisión genética y la frustración sexual.

  • 2. Beneficios en el comportamiento
La castración provoca la reducción de hormonas sexuales como el estrógeno, la progesterona y la testosterona. Aunque las hormonas seguirán presentes, sus niveles serán notablemente inferiores, lo cual tiene un efecto directo en el comportamiento:
En machos, la castración reduce la probabilidad de que orine donde no debe y presente otros comportamientos territoriales, como que se pelee con otros gatos. Además, reduce la tendencia a vagar lejos de casa.
En hembras, la castración puede reducir el interés en los gatos macho y su propensión a mostrarse excesivamente afectivas o agresivas.

  • CUÁNDO SE DEBE LLEVAR A CABO
El veterinario te recomendará cuál es el mejor momento para realizar la castración, pero por lo general la operación se lleva a cabo unos seis meses antes de que la mascota llegue a su edad de madurez sexual. Sin embargo, según el país donde vivas y las recomendaciones de tu veterinario, la castración se puede realizar a partir de las ocho semanas de vida.

  • LA OPERACIÓN
La castración de un macho implica la retirada de ambos testículos. La castración de una hembra, a veces llamada esterilización, implica la retirada de ambos ovarios y, en ocasiones, también del útero.
La castración implica una operación quirúrgica importante, aunque se considera una intervención de rutina y el riesgo de que surjan complicaciones es bajo. Tras una operación satisfactoria, normalmente puedes llevarte a tu gato de vuelta a casa el mismo día de la intervención, y puede, o no, que los puntos sean visibles.

  • DESPUÉS DE LA OPERACIÓN
Intenta mantener a tu gato en casa durante al menos 3 días tras la operación para minimizar el riesgo de infecciones y para que puedas ir comprobando el aspecto de la región operada. Si detectas algún enrojecimiento o inflamación, o alguna secreción anormal alrededor de la herida, tanto si se trata de un macho como una hembra, es importante que te pongas en contacto con tu veterinario de inmediato.
Por lo general, los gatos macho no llevan puntos tras la operación y, aunque pueden quedar un poco adormilados durante las primeras 24 horas, suelen volver a sus travesuras con bastante rapidez.
A las hembras puede llevarles un poco más de tiempo recuperarse, ya que su operación quirúrgica es más complicada. Lo más importante que debes hacer para ayudarles a que se recuperen es procurar que no se muevan demasiado durante los primeros días y que no den saltos durante el tiempo en que se esté curando la incisión de la operación.

  • NUTRICIÓN
Después de una intervención quirúrgica, también es de gran importancia darle a tu gato una dieta altamente nutritiva, puesto que su cuerpo requiere nutrientes para curarse debidamente. Una vez que tu gato se haya recuperado del todo, también es importante plantearse cambiar su alimentación para gatitos, que suele tener un alto contenido calórico, por una dieta de mantenimiento con menos calorías, puesto que los gatos castrados tienen tendencia a ganar peso. Esto se debe a que adoptan un estilo de vida más sedentario, gastan menos energía (por ejemplo, se reducen sus actividades sexuales) y a que su apetito aumenta. Estos cambios vienen dados por la reducción en la producción y secreción de hormonas sexuales.



VIDEO SOBRE LA CASTRACIÓN TEMPRANA
BENEFICIOS SOBRE LA CASTRACIÓN TEMPRANA

Existen conceptos equivocados sobre la sexualidad y reproducción de perros y gatos en nuestra sociedad. Esta falta de información lleva a la sobrepoblación y a que exista un exceso de animales no deseados que terminan su vida en la calle, refugios o antirrábicos. La esterilización de la perra y gata consiste en retirar los ovarios y el útero al realizar una cirugí­a abdominal bajo anestesia. Esta cirugí­a tiene una duración aproximada de 45 minutos y las perras se recuperan rápidamente del procedimiento. Se recomienda realizar esta cirugí­a a partir de los 2 meses de edad y de preferencia antes del primer celo, pero se puede llevar a cabo en cualquier momento, con excepción del celo. La esterilización del macho consiste en retirar ambos testí­culos a través de una pequeña incisión antes del escroto del perro o en el escroto del gato; la cirugí­a es poco invasiva y los pacientes se recuperan rápidamente, siendo la duración del procedimiento de 15 a 25 minutos. Esta cirugí­a se puede realizar a partir de los 2 meses de edad y en cualquier momento de la vida del animal, aunque es recomendable hacerlo antes de los 4 ó 5 años de edad.

Aspectos de salud - Contrariamente a lo que piensa la mayorí­a de las personas, no es cierto que los perros y gatos necesiten reproducirse al menos una vez; no existe ninguna consecuencia nociva para la salud al no procrear. Debemos aclarar que esto incluye todos los aspectos de salud (emocional, física y hormonal). Los perros, perras, gatos y gatas no necesitan tener progenie para mantenerse sanos. Su sexualidad es distinta a la del humano y está totalmente dictada por las hormonas, por lo que no presentarán emociones como la frustración o el deseo de tener hijos a un nivel consciente. Sin embargo, sí existen razones de peso al considerar la salud de nuestro animal de compañía para optar por la esterilización:

Hembras - Disminuye la presentación de cáncer de glándula mamaria de un 25% en el caso de perras no esterilizadas después del cuarto celo a un 0.05% en el caso de perras esterilizadas antes del primer celo. 1 de cada 4 perras no esterilizadas desarrolla cáncer de glándula mamaria, que puede resultar en la muerte del animal. Evitar esta enfermedad es salvarle la vida a su perra o gata.

- Previene la presentación de Piómetra o infección uterina, ya que alrededor del 80% de las perras y el 40% de las gatas presentarán esta infección que pone en riesgo su vida y que es totalmente prevenible al realizar la esterilización. Esta infección se presenta sin importar si la perra o gata ha sido cruzada alguna vez, nunca, o varias veces; la razón por la que se presenta esta patologí­a es la presencia de hormonas relacionadas con el ciclo sexual de la perra no esterilizada, cada celo que pasa incrementa el riesgo. El uso de inyecciones hormonales para evitar el celo tiene efectos secundarios muy severos, dentro de los cuales se incluye la piómetra pero también otras como diabetes, tumores mamarios, o enfermedades de la vesí­cula biliar, por lo que no se recomienda el uso de dichos medicamentos para evitar el celo o para prevenir la gestación después de una cópula no deseada.

- Elimina el riesgo de desarrollar enfermedades del útero y de los ovarios, los cuales ocurren con frecuencia en las perras. El costo de tratar enfermedades como la piómetra o el cáncer de glándula mamaria es mucho mayor que el de realizar una esterilización. Realizar este tipo de cirugía en una perra antes del primer celo tiene la ventaja adicional que la paciente, por su corta edad, se recuperará con mayor rapidez, y el riesgo anestésico es menor que en una perra enferma o vieja.

Machos - Evita la presentación de enfermedades de la próstata como infecciones, inflamaciones, abscesos, quistes y cáncer, que afectan a los perros después de los 4 ó 5 años de edad. Estas enfermedades requieren de tratamientos prolongados que pueden incluir costosas cirugías y de la castración como parte del tratamiento.

- Previene la presentación de tumores de la región perineal, tumores testiculares y hernias perineales. - Previene la constante cruza del macho que sale a la calle y el adquirir enfermedades sexualmente transmitidas que pueden ser mortales.

Peso corporal - Algunos animales pueden subir de peso tras ser esterilizados; la causa de esto suele ser un exceso en la alimentación y falta de actividad. La esterilización sí­ produce una ligera disminución en la tasa metabólica, causando un decremento en las necesidades energéticas y calóricas del paciente, por lo que se les debe disminuir un 25% la cantidad de alimento que consumen diariamente. El cuerpo del paciente no presentará ningún otro cambio.

Cuestiones de comportamiento - Los perros y gatos no se ven afectados negativamente por la esterilización, no les cambia el carácter, no se vuelven flojos, etc. Algunos machos con problemas de agresión pueden mejorar, ya que la agresividad puede estar relacionada con altos niveles de testosterona. También podrá verse disminuido el comportamiento de búsqueda de hembras y podrá prevenirse hasta cierto grado el que el perro o gato intenten salir de la casa en búsqueda de una hembra en celo, con todos los riesgos que esto representa. Puede disminuir el marcaje por orina de los gatos. Las hembras esterilizadas no entran en celo y por lo tanto no presentan sangrado por la vulva, tampoco presentan cambios de comportamiento que acompañan al celo en la perra y en la gata como puede ser vocalizar, irritabilidad, agresión, escaparse o esconderse.

Cuestiones de responsabilidad social y moral
No es cierto que el animal necesite tener una camada para completar su ciclo vital, puesto que no existe una relación consciente con la reproducción como parte necesaria de su bienestar emocional. Cuando decidimos reproducir a un perro o a un gato tenemos que pensar que no solamente nacerán 1 ó 2 cachorros. Nacerán en muchas ocasiones mas de 6 ó 7 (en ocasiones 12 ó más) y estos animales merecen por igual una casa en la que tengan seguridad, cuidados, cariño y, lo mas importante de todo, permanencia. De cada 10 cachorros de raza, únicamente 2 permanecerán al año de vida en su casa original. Esto resulta en el abandono de los otros 8 cachorros, quienes terminarán su vida en la calle, en refugios o en un antirrábico. Es importante tomar en cuenta que al cruzar a tu perro o gato no obtendrás una copia del mismo, será un individuo con caracterí­sticas fí­sicas y temperamentales propias. La mayorí­a de las personas que cruzan a sus perras o gatas tienen buenas intenciones para los cachorros y expectativas sinceras de acomodarlos pero, desafortunadamente, es muy difí­cil poder colocar bien a TODOS los cachorros, y esto casi nunca suele ocurrir. El resultado de la cruza de una perra y su descendencia resulta en el nacimiento de 67,000 perros en 6 años. ¡El resultado de la cruza de una gata y su descendencia resulta en el nacimiento de 420,000 en 7 años!

El problema de la sobrepoblación canina y felina es de una dimensión difí­cil de comprender, sé responsable: esterilizando a tu animal pones un grano de arena y ayudas a evitar el nacimiento de miles de animales en el futuro.

BIBLIOGRAFÍA:
Fuente: UNICEN 

 
Contador de visitas y estadísticas
Regreso al contenido | Regreso al menu principal